Nuestra bodega

NEUQUÉN, PATAGONIA ARGENTINA


San Patricio del Chañar, Neuquén Patagonia Argentina

Elegimos ese lugar por muchas razones: abundante agua pura que se desliza desde la cordillera, clima estable con pronunciados diferenciales de temperatura tanto entre estaciones como entre día y noche, tierra pedregosa ideal para los viñedos que despliegan sus colores entre colinas suaves y vientos constantes que alejan las plagas, tornando los viñedos naturalmente orgánicos.

Single Vineyard

Adoptamos el concepto de Single Vineyard, por lo que nuestros viñedos son conducidos con extremo cuidado con la presencia intensiva de la mano del hombre, con lo que buscamos lograr la expresión más fiel de nuestro terroir patagónico.

Cosecha manual y selección de racimos

La cosecha manual y la selección de los racimos garantizan la alta calidad de nuestros vinos. En bodega, utilizando la más reciente tecnología se hace la maceración pre fermentativa en frío a 10º C durante 5 días, usando levaduras seleccionadas y temperatura controlada en tanques de acero inoxidable.

Barricas de roble

Finalmente, los vinos son guardados en barricas de roble francés y americano, de primer y segundo uso para su añejamiento entre 12 y 24 meses y manteniéndose en estiba por otros 12 meses.

Historia

Fue un 26 de Junio de 1907 cuando, desde el buque “La Argentina”, descendía Nicolo Aicardi en el puerto de Buenos Aires. Oriundo de Génova y viticultor de profesión, traía un atado de barbechos de vid para hacer aquí lo que hacía allá. No pudo, quiso el destino que sentara raíces en las llanuras de la pampa húmeda.

También con él llegó su espíritu fecundo, el hábito de trabajar de sol a sol y su vocación de hacer amigos y familia que en verdad fueron para él como raíces que lo mantuvieron sujeto por esos lares. Fue pródigo con sus descendientes, lleno de rituales y buen humor, nos enseñó el valor de la cooperación y el amor por aquello que es noble, por todos lados había un toscano sin terminar y algún vaso de vino olvidado a medio beber.

Con el tiempo nos dimos cuenta que habíamos heredado sus sueños.

En la Patagonia encontramos el lugar ideal para cumplir este mandato: San Patricio del Chañar. En la parte más alta del valle, fundamos Familia Aicardi, concretando nuestro anhelo en un vino natural, fresco, capaz de sorprender las expectativas más exigentes.

Es para nosotros un homenaje a un gran hombre y a todos aquellos que con pasión se dedican a construir un mundo mejor.